Twittear

Datos:

Articulo escrito por: Pablo Martinez @pablo93mg

Tipo: Cuestionando

Refugiados (II)





Refugiados II: Visión política
Pablo Martínez García



La crisis de los refugiados sirios no es solo humanitaria, sino que la situación  deriva de una grave crisis política. Por un lado tenemos el origen de los refugiados, que lo encontramos en la Guerra Civil Siria, conflicto que comenzó hace algunos años como consecuencia de la denominada Primavera Árabe. El dictador Al-Assad (hasta aquel momento nadie lo llamaba así) se aferró al poder y los rebeldes sirios, con apoyo económico y armamentístico occidental, se levantaron contra el régimen. El conflicto se enquistó, más aún desde la entrada en juego del grupo Estado Islámico, armado en muchos casos con el equipo estadounidense enviado a Irak tras la guerra.
Por todo esto, la difícil situación en Oriente hace muy complicado que el final de la Guerra Siria sea una intervención militar occidental. Eso solo complicaría la situación. Como consecuencia de esa inestabilidad los refugiados que huyen de la guerra lo hacen hacia Europa, lo que origina la crisis política actual.
La Unión Europea, ante miles de refugiados en sus fronteras, miró hacia otro lado. Fue la movilización de la opinión pública lo que llevó a las instituciones comunitarias a comprometerse a acoger a 160.000 personas. Esperpéntico es que a día de hoy aún no se hayan repartido esos cupos de personas y que mientras en la frontera húngara la policía y el ejército apaleen a los refugiados de una guerra, porque eso es hacerles vivir otra.
La UE, garante de derechos y libertades, no pone en marcha dichos ideales, a los que además está obligada por sus tratados. Es solo la movilización de la opinión pública lo que mueve a Europa, que parece haber caído en una auténtica crisis de valores. Mención aparte merecen países como Hungría. Un lugar que bajo el yugo de la dominación soviética sufrió y que parece no sentir empatía por las personas que llegan a sus fronteras solo con la intención de pasar, no de quedarse. Quizás el gobierno húngaro debería replantearse cuál era su situación antes de entrar en la UE y cuál es la actual, para así no negar a nadie algo tan elemental como la dignidad humana.

 

Recomendaciones

Memorias de un Gamer
Venecia Steakhouse
Rude Boys
Puntanimals

logo nehhon