Twittear

Datos:

Articulo escrito por: Diego Ortega @guito_rmo

Tipo: Psicología

Para que no me olvide




26 de Septiembre del año 2014. Diego se levantó temprano para ir a trabajar, se duchó, tomó un café solo, les dio un beso a su novia María y a su bebé Jimena y se fue. Nunca llegó a su destino. De camino tuvo un fatal accidente de coche que le causó un grave traumatismo craneoencefálico.
Ya ha pasado un año. No tiene secuelas físicas visibles pero… cuando lleva a su hija a la guardería no sabe si está en la clase de los soles o en la de las nubes. Tampoco que su profesora se llama Valentina. Desde su accidente sufre una pérdida extrema de memoria que le hace olvidarse casi de quién es él. Lo único que recuerda con nitidez es lo ocurrido ese 26 de Septiembre de un año atrás pero después… después viene el vacío.
Le diagnosticaron amnesia anterógrada, una condición que hace imposible que su cerebro cree nuevos recuerdos. Diego, es incapaz de recordar su pasado más reciente haciendo que cada día sea totalmente nuevo para él. La amnesia anterógrada es un tipo de amnesia, o pérdida de memoria, donde los acontecimientos novedosos no se guardan en la memoria a largo plazo. Sus causas suelen ser orgánicas (daño cerebral por enfermedades, traumas o drogas). Asimismo, la amnesia puede afectar de manera diferente a los distintos tipos de memoria (nuevos movimientos, palabras, sucesos del día, hechos históricos…) Por eso, algunas personas pueden aprender y recordar algún movimiento debido a que la amnesia no afecta a la memoria procedimental (tocar los acordes de una canción) y luego no acordarse de cuándo lo han aprendido; o aprender y recordar nuevas palabras y hechos históricos (memoria semántica) pero no lo sucedido el día anterior (memoria episódica).
Lo primero que Diego hace cada mañana tras apagar su despertador es leer una nota que tiene pegada en el espejo de pie que está frente a su cama y que pone en letras grandes y mayúsculas “LEE TU DIARIO”. Allí, tiene un breve resumen con los datos más relevantes de su vida que le ayudan a sobrellevar su día a día. En él está escrito por ejemplo, que su novia se ha ido a trabajar hace una hora, que debe despertar a su hija, vestirla, ponerle la leche templada con cuatro galletas, dejarla en la guardería que está a dos calles de su casa… y suma y sigue.
Todo el mundo está feliz porque Diego ha sobrevido al accidente. Incluso él mismo lo está pero… ¿Es vida vivir condenado a no desprenderse de un diario? ¿A hacer y leer listas recordatorias constantemente? Lo cierto es que lo sea o no es lo único que le mantiene con los pies en el mundo. Ahora, esa es su nueva memoria y su nueva forma de vida.
De momento, Diego está de baja. El equipo médico no sabe si recuperará la memoria algún día. Todavía no ha recibido un pronóstico definitivo para su amnesia. Mientras, se plantea si podría llevar una vida laboral normal. Es psicólogo. Recuerda perfectamente clasificaciones, test, tratamientos… pero ¿qué ocurriría si un día no acabase algo y tuviese que proseguirlo al día siguiente? La siguiente semana, quincena o mes por muchos datos que tenga registrados del paciente, ¿recordaría su caso? Diego, aún no tiene la respuesta a ninguna de estas incógnitas pero procura no pensar demasiado en lo que pasará mañana ya que bastante tiene con “sobrevivir” al hoy. Para ello utiliza las llamadas técnicas compensatorias externas: ordenador, notas, agenda, programas intensivos de entrenamiento que implican de modo activo a él mismo junto con su familia y sus más allegados… En definitiva, y hasta saber más sobre esta patología, las intervenciones tratarán a toda costa de facilitar la adquisición de conocimientos y/o habilidades particulares. Intentarán, sobre todo, aumentar el nivel funcional de las personas antes que mejorar la memoria en sí misma  por razones que resultan obvias.
Dicen que una despedida es necesaria para volver a reencontrarse así que un servidor ya se despide por hoy no con un adiós sino con un hasta la próxima. Mientras... sean felices y, sobre todo, no me olviden.

 


 

Recomendaciones

María Ferná
Que se pare el mundo que
Tengo miedo a enamorarme
A quién me dej&oac

logo nehhon