Twittear

Datos:

Articulo escrito por: Cinin @AquianaB

Tipo: Viajando

Málaga



Málaga, huele a jazmín, sabe a mar

¿Has decidido ya tu destino para Semana Santa? Si no lo has hecho, piensa en Málaga. La capital de la Costa del Sol, te recibirá amablemente para que disfrutes de cada segundo. Desde la bella Alcazaba, que domina el centro histórico hasta el muelle 1 y el palmeral de las sorpresas, pasando por los magníficos museos que alberga: Thyssen, Picasso, Pompidou, Revello de Toro y un gran número más, no habrá tiempo para aburrirse. Una ciudad cosmopolita, abierta al mar y a disfrutar en la calle, gracias sobre todo a su clima envidiable. En cualquier época del año, puedes sentarte a tomar algo en las innumerables terrazas de los restaurantes y bares que hay por toda la ciudad. Desde los más modernos a los que mantienen su identidad y solera como “El Pimpi”, encuentras en Málaga una amplísima oferta gastronómica, para todos los gustos y todos los bolsillos. No puedes olvidarte de saborear el “pescaito” y un espeto de Sardinas en cualquier chiringuito de la playa, repetirás seguro. Málaga tiene además, su Semana Santa; declarada Fiesta de Interés Turístico Internacional, hay que verla y hay que vivirla para entender la afición y devoción que tienen los malagueños a sus cofradías y tronos. A cual más bello y majestuoso, imágenes preciosas que sus portadores mecen durante todo el recorrido... me apasiona el Cristo de Mena, transportado por los legionarios y el Cautivo, con el vaivén de su túnica, espectacular. Durante la Semana Santa, es difícil y complicado aparcar en Málaga, puedes encontrar aparcamiento si vas temprano al centro, pero tal vez no puedas salir porque el paso de un trono te lo impida. Los autobuses y el tren de cercanías prolongan sus horarios hasta altas horas de la madrugada, y este, es el mejor modo de desplazarse. La oferta hotelera, por supuesto es amplísima, tanto en Málaga como en el resto de la costa, todo dependerá de tu presupuesto y tus intereses. Si tu prioridad son las procesiones, hospédate en un hotel del centro y las podrás ver desde tu ventana. Si prefieres sol y playa, te puedes hospedar en Benalmádena, Fuengirola. Marbella o cualquier otro lugar de la costa. No os recomiendo ningún libro en especial, pero si queréis ahondar en la cultura de Málaga, leer la biografía del Marqués de Larios y la de la malagueña más ilustre, Maria Zambrano.

Recomendaciones

Berlin
Costa Rica
Seyschelles
La India

logo nehhon