Twittear

Datos:

Articulo escrito por: Cinin Rodriguez @AquianaB

Tipo: Viajando

La India




A la India tienes que ir con la mente abierta y despojado de prejuicios y miedos, para poder disfrutarla. Te impactará y tardarás en olvidarla.

La India, un inmenso país de contrastes, de colores, de paradojas; no te deja indiferente, la amas o la odias. La amalgama de pueblos y religiones, la diversidad étnica y cultural hacen de la India un país único. El hindi y el inglés son los idiomas oficiales, sin embargo, muy pocas personas, fuera de los circuitos turísticos, habla inglés. Además, hay 17 lenguas regionales y cientos de dialectos. La religión mayoritaria de la India, el hinduismo, convive con la musulmana, la segunda en importancia, el cristianismo y otras muchas, sijismo, parsis, budismo...

El segundo país del mundo en exportaciones de Software (Bangalore, es sede de más de 1200 gigantes mundiales de la informática), tiene el record de asentamientos de chabolas (slums), de malnutrición, mujeres analfabetas y familias sin acceso a agua potable y alcantarillado.

India te ofrece una extraordinaria variedad de monumentos impresionantes, construidos muchos años antes de que el Taj Mahal, en Agra, una joya de arquitectura musulmana, fuera soñado. Y también, una gran variedad de parques naturales, hábitat de diversos animales salvajes.

Para mí, lo más bello y extraordinario de este sobrecogedor y colorido país es su gente, su filosofía de vida, su amabilidad, su alegría. En el bullicio cotidiano, en la fuerte mezcla de olores, en el tráfico caótico, en el ruido, en la pobreza, encuentras la paz cuando miras sus ojos expresivos y sonrientes.

 

Consejos

Cuando y dónde
La mejor época para viajar a India es de octubre a marzo, cuando remiten los monzones y comienza la época fría. Las temperaturas son más agradables.

Lo más popular es el triángulo de oro, Delhi, Jaipur (la ciudad rosa) y Agra (Taj Mahal). Mumbai (mi ciudad favorita con su barrio de Colaba) y Goa (Una mezcla entre mediterráneo y oriente con playas maravillosas).

Varanasi, la ciudad santa para los hinduistas. Más vieja que la historia, cuna del Sánscrito. Asomarse a los Ghats (escalones a orillas del Ganges) es vivir sensaciones irrepetibles.

Salud:
Antes de cualquier viaje a países en desarrollo, consulta siempre con Sanidad Exterior. Aunque no es obligatoria ninguna vacuna para visitar la India, y menos si vas en un viaje organizado de 7 o 10 días, es recomendable la de hepatitis A y B y la antitetánica. Recomendables para todos tus viajes. Si vas a estar más de un mes y fuera de los circuitos turísticos, es aconsejable vacunarte contra la fiebre amarilla, la rabia y profilaxis contra la malaria.

 

Bebidas y Alimentos
Toma agua mineral embotellada, mineral, no natural. No tomes ensaladas o frutas crudas, al menos que seas tú quien las peles. Y nada que contenga hielo. (Los hoteles de 5 estrellas, tienen sus propios sistemas de potabilización del agua).

Compras
Delhi y Mumbai son paraísos de compras. Piedras preciosas, bisutería, piel. Puedes encargar cualquier prenda de vestir, cortinas...etc. solo tardan unas horas en fabricarlas. Llévate una gran maleta y pocas cosas. Podrás llenarla por muy poco dinero.

Hospédate siempre en hoteles buenos, Aunque los hay más modernos, me encantan los de la cadena TAJ. Aparte de disfrutar del lujo oriental, podrás comer y beber de todo, sin preocuparte de intoxicaciones alimentarias. El servicio de lavandería es muy rápido y barato. Pide a recepción, cualquier cosa que precises, incluso medicamentos, alguien los buscará por ti.

Si eres una persona acostumbrada a viajar, puedes perfectamente viajar solo. Es cuestión de mirar precios y decidir si te compensa económicamente apuntarte a un grupo o preparar el viaje a tu medida. A pesar del caos, de la suciedad, del ruido, son gente muy afable, cariñosa y con ganas de agradar. Los taxistas que trabajan cerca de los mejores hoteles son de fiar, suelen hablar en inglés y puedes acordar una tarifa para todo el día o días siguientes. Te acompañaran y si eres mujer te cuidaran, caminando a tu lado para que nadie te moleste. Muchos de ellos, no obstante, no te llevarán a mercadillos o zonas fuera del circuito seguro. Pero si te quieres aventurar, el problema va a ser el idioma. El único peligro de la India es cruzar la calle o los viajes en coche; Malas carreteras, conducción temeraria y coches viejos hacen de los viajes por carretera una auténtica odisea. Siempre que te desplaces, hazlo en avión o en alguno de los lujosos trenes que tienen.

 

Libros recomendados

Tigre blanco de Aravind Adiga. Divertido, irreverente, el protagonista de la casta más baja en una aldea a las orillas del Ganges, asciende a lo más alto en Delhi.
Shantaran de Gregory David Roberts. Nos cuenta su azarosa y real vida en Mumbai, donde llegó huyendo de la justicia. Un recorrido por Mumbai, los slums, cárceles…

Srikanta de sarat Chandra. Primera novela india, que pone de relieve los prejuicios de la sociedad de la India del siglo XIX.
El sari rojo de Javier Moro. Novela de amor .Sonia, una humilde italiana, se casa con Rajiv Gandhi, que fue el primer ministro más joven de la India.


 

Recomendaciones

Berlin
Costa Rica
Seyschelles
Málaga

logo nehhon