Twittear

Datos:

Articulo escrito por: Pablo Martinez @pablo93mg

Tipo: Cuestionando

Elecciones 26J




Elecciones 26-J, el fracaso de Pablo Iglesias, el fracaso de España

Pablo Martínez García

 

Este domingo hemos asistido a la repetición de las elecciones generales, ya que tras las del 20 de diciembre los partidos no se pusieron de acuerdo. Ahora está también muy difícil que lo hagan. Analicemos los motivos.

En primer lugar, el tacticismo político. Tras las elecciones del 20-D Podemos esgrimió el discurso de que con una semana más de campaña habrían superado al PSOE tanto en votos como en escaños. Esto explica el porqué de las continuas negativas de Iglesias a negociar con Sánchez y Rivera, quienes sí que llegaron a un acuerdo que, por otro lado, era necesario pues se precisaba de una alianza de las tres fuerzas políticas. Tras las negativas llegaron las falsas negociaciones en las que las condiciones impuestas por Iglesias eran completamente inasumibles para el PSOE. Esto llevó a nuevas elecciones.

Pablo Iglesias siempre pensó que unas nuevas elecciones le beneficiarían, pues si además sumaba sus fuerzas a las de IU la subida en votos en más de un millón (en virtud de los resultados del 20-D) le daría, a consecuencia de la ley electoral, muchos más escaños que los obtenidos y se confirmaría la pasada al PSOE y colocaría a Podemos como el partido hegemónico en la izquierda española.

Se produjo la alianza Podemos-IU, con el nombre de Unidos Podemos, y que aglutinaba a una veintena de siglas más. Pero llegadas las elecciones del día 26 de junio llegó el fracaso. Las encuestas fallaron. No solo Unidos Podemos no adelanta al PSOE, sino que a pesar de que este pierde escaños es Unidos Podemos quien mantiene su número de escaños respecto a diciembre, pero perdiendo votos. Consecuencias: el PP obtiene 14 escaños más y "gana" el derecho a gobernar. Aunque aún está por ver que lo haga, pues deben hallarse los pactos necesarios para ello. Sin olvidar a Ciudadanos, partido que paga con creces el ser el único partido que ha intentado desbloquear la situación.

Queda patente por lo tanto que ha fallado el tacticismo político de Pablo Iglesias y que su ambición personal por acabar con el PSOE y sustituirlo en la izquierda a lo único que nos ha llevado es a perder la oportunidad hace meses de haber formado un gobierno de izquierdas que ya estaría funcionando. Es legítimo, pero incomprensible en la actual situación en la que se encuentra el país. Podemos ha moderado su lenguaje en las campañas, pero eso solo ha funcionado el 20-D pues, tras las elecciones volvió el Podemos más combativo y menos conciliador y con la llegada de la nueva campaña volvió a moderarse. ¿Cuál es el verdadero Podemos? Seguramente sea el partido populista que vemos tras las elecciones, porque populismo es modular tanto el lenguaje en función de las circunstancias y fingir hacer algo mientras solo esperas a no hacer nada.

Adiós gobierno progresista, seguiremos aguantando al Partido Popular Corrupciones S. A.

 

Recomendaciones

Memorias de un Gamer
Venecia Steakhouse
Rude Boys
Puntanimals

logo nehhon