Twittear

Datos:

Entrevista hecha por: @luis_jato

Tipo: Otros

El santuario Hogar ProVegan



 

Sólo en España se abandonan cada año hasta 150 mil animales domésticos como perros, gatos, conejos, hurones, etc. de los cuales sólo un pequeño porcentaje podrá ser recogido en alguno de los cientos de centros que existen en nuestro país. Los demás morirán en la carretera o en la calle, de enfermedad, inanición o atropello, y otros tantos serán ejecutados en las perreras municipales que el Estado sí subvenciona.

 Al mismo tiempo, aunque por el momento no existe registro estadístico de ello, tiene lugar un abandono continuo de otro tipo de animales que, por no catalogarse en el grupo "de compañía", no cuentan con más opciones que el sacrificio o una muerte lenta por desamparo.

 La industria ganadera (ecológica o no) se sostiene gracias a los beneficios económicos, pues la razón de ser de todas y cada una de las empresas que constituyen este sector, es únicamente lucrativa. Esto significa que los animales son considerados como bienes materiales, más allá de sus necesidades individuales y el trato que reciban se ajustará básicamente a un elaborado plan de estrategia ganadera. 

 Aquellos que enferman, se accidentan o se caen del camión que les transporta, no merecen la inversión de tiempo y dinero que requieren según los cálculos contables y a menudo se dejan morir sin más, se les ignora o se les arroja a la basura como un par de zapatos viejos.

 Ante esta problemática, la necesidad de la creación de santuarios se convierte en una necesidad social, que refleja un cambio en la mentalidad de muchos ciudadanos que comienzan a considerar que todos los animales deben ser dignos de respeto y del simple derecho a no ser encerrados, torturados y degollados.

 En este contexto nació El Hogar ProVegan, el primer santuario de animales de España, fundado en el año 2007, al ser conscientes de la realidad de ese otro grupo de especies "de granja"  que no solo son explotados y asesinados diariamente para el consumo humano, sino que además apenas cuentan con lugares que ofrezcan cobijo a los pocos que pueden ser liberados o rescatados.

 El Hogar ProVegan se ha transformado en un importante proyecto que trabaja de forma constante contra la injusticia del especismo ofreciendo información en distintos sectores complementarios como estudios inéditos sobre nutrición vegana, concienciación mediante artículos que revelan la verdadera cara de la explotación ganadera, o educación enfocada en la igualdad y el respeto hacia todas las especies. Además, contribuimos a que la gente pueda descubrir la verdadera naturaleza de esos grandes desconocidos: aquellos que malviven recluidos en la oscuridad de las granjas y que ni siquiera reconocemos en las bandejas de carne que se venden en los supermercados. Así, cada individuo rescatado, se convierte en el embajador de su especie, brindando una oportunidad única de conexión y empatía a través de su historia y el día a día de su nueva vida.

 Sin la existencia de un santuario de animales, Félix el carnero jamás podría haberse recuperado de las heridas casi mortales que le provocaron las mordeduras gravísimas de varios perros. Su vida solo valía 10€ para el ganadero que lo custodiaba, pero El Hogar ProVegan luchó para que fuese operado en un quirófano con la dignidad y el respeto que merecía. En la actualidad vive feliz, y lo demuestra con cariño, con sus gestos y su voz, y a pesar de sufrir una discapacidad en sus piernas, recorre las tierras con seguridad y alegría.

 Amelia tampoco tenía ninguna posibilidad de sobrevivir. Su cuerpo estaba arruinado tras años de explotación en una granja de producción de huevos y su corazón triste y agotado, sin ganas de luchar. Llegó débil, desplumada y pálida y en sus ojos negros apagados ni siquiera había lugar para el miedo o la sorpresa, sólo esa mirada que ve el mundo sin mirarlo, resignada y sin esperanza. Pero en El Hogar ProVegan recibió los cuidados que necesitaba, y con cada pedazo de comida depositado en su pico, y con cada caricia en su cuerpo frágil, fue regresando el brillo a sus ojos y así Amelia recuperó las ganas de vivir y de descubrir un mundo que hasta entonces le había sido negado.

 Sin la intermediación de El Hogar ProVegan, Ruby le habría sido arrebatada a Lucille al poco de nacer, igual que sus anteriores bebés, para ordeñar sus ubres y extraerle toda la leche posible hasta el siguiente embarazo. Por fortuna, jamás volverán a romperle el corazón y madre e hija envejecerán juntas en las tierras del santuario, la única esperanza para muchos animales.

 Es un hecho que nos encontramos ante un cambio social muy importante, y aunque todavía estamos casi al principio del camino, cada vez somos más los que elegimos no tomar parte de la injusticia y no aceptar la realidad tal como nos ha venido dada.

 El Hogar ProVegan es la prueba material y tangible de que otro mundo es posible y de que trabajando juntos podemos crear una realidad donde los animales son libres y felices.

Hoy puedes colaborar apoyando este proyecto, ayudándonos a salvar más vidas y a mostrarle al mundo que todos somos iguales.

 

https://www.youtube.com/watch?v=whTlR5zdv2g

 

 


Puedes colaborar con el santuario como voluntario, con donaciones, apadrinamientos,… tienes toda la información que necesitas en www.elhogarprovegan.org

 

 

Recomendaciones

Ignatius
Antonio Salas
Miguel Lago
Nieves Abarca

logo nehhon