Twittear

Datos:

Entrevista hecha por: Antonio eMe @elcafedelloco

Tipo: Literatura

Domestícame



DOMESTÍCAME

 

Domestícame,

átame a las patas de tu cama,

no dejes que me lama las heridas

que me abrieran los años.

Hazme de ti,

de tus silencios, de tus ausencias,

y aguardaré nervioso

escuchar el sonido de tus pasos tras la puerta,

y me pondré contento al verte entrar,

escucharé tu voz como si fuera

el aire que se estaba terminando.

Esperaré ansioso las caricias de tus manos

por mínimas que sean,

y restregaré mi cuerpo contra el tuyo

aunque uses los cojines del sofá

como un muro insalvable entre nosotros.

Domestícame,

enséñame las luces de tus ojos

y te guiaré, sin prisas, por mis ganas.

¡Cuidado!

no tropieces con el miedo

que dejo tirado cada noche

por el suelo al desvestirme,

o con la estúpida correa,

en forma de corbata,

que me amarra a un trabajo

que no me gusta mucho,

que no me gusta nada.

Conquistarte sería

mi trabajo ideal.

Domestícame,

lánzame una mirada

hacia el final del parque

y yo te la devuelvo

convertida en un beso

que te cierre los ojos,

y ya, luego, si quieres

desplegamos las alas,

encendemos las calles

y volvemos a casa.

 

Domestícame,

hazme invisible a todas las mujeres,

siente mi sombra acercarse despacio

hasta tu dormitorio,

hazme sitio en tu cama.

Domestícame.

Domestícame.

 

(Pág. 27; El Café del Loco)

 

A la venta en [email protected]

más información en:

www.elcafedelloco.blogspot.com

 

 

 

 

 

 

Recomendaciones

el café del loco
Despedida a un amante
Lucía Etxebarria
La Habitación misteriosa

logo nehhon