Twittear

Datos:

Entrevista hecha por: @luis_jato

Tipo: otros

Antonio Salas (II)





Fue la primera persona que acepto nuestras preguntas cuando esta web se creó (http://cuestionandote.com/entrevistas/Antonio-Salas) y para mí es un lujazo poder entrevistar nuevamente al escritor y periodista de investigación Antonio Salas:



·  Su último trabajo es “Los hombres que susurraban a las maquinas” háblenos de él ¿Qué nos encontraremos?
Si eres un usuario normal de Internet, como yo lo era, te encontrarás con quien, como y porqué utilizan tus cuentas de facebook, twitter o whatssapp sin que lo sepas. Con todos los peligros que acechan en la red a tus hijos o a tus padres, cuando se creen seguros ante la pantalla en la intimidad de su cuarto, y con las formas de protegerlos. Con el desproporcionado control que tienen sobre nuestras comunicaciones, intimidad y movimientos los servicios secretos, las agencias de inteligencia y los grupos terroristas. Y con todo lo que implica para ti, sin saberlo, encender el ordenador o el teléfono móvil. Los próximos años van a ser muy duros. Abusarán mucho más de nosotros, y es recomendable estar preparado.

·  ¿Qué es un “Black Hat”?
A diferencia de los “White hat” o hacker de sombrero blanco, que son los consultores de seguridad, los verdaderos hackers, un hacker de “sombrero negro”, es un ciberdelincuente. Alguien que explota sus conocimientos o habilidades informáticas para delinquir. Ellos son los que atacan a diario nuestras cuentas de facebook, twitter o mail, los que roban nuestras fotos, los que acceden a nuestras cuentas bancarias, los que espían nuestros whatssap, etc, sin que nos enteremos de nada.

·  ¿Y un “grey hat”?
Los hackers de sombrero gris son ciberactivistas. Es decir personas que creen en el uso de la tecnología para conseguir cambios sociales. Con frecuencia son considerados ciberdelincuentes por los gobiernos, policía, o por los empesarios, banqueros, etc, víctimas de sus ataques. Pero para otros son héroes. Los últimos revolucionarios. Anonymous, Wikileaks, Eduard Snowden…

·  ¿Con la publicación de su nuevo libro ha vuelto a reactivarse el odio y las amenazas contra su persona?
Sí, pero ya lo esperaba. Cada vez que saco libro nuevo y mi nombre vuelve a aparecer, resucitan viejos odios y mi correo, facebook o twitter vuelve a recibir los mensajes de los skins, puteros, terroristas, etc. En este caso en especial de los nazis, que no han recibido con agrado que haya desenmascarado a su camarada MarkoSS88…

·  ¿En algún momento han estado a punto de dar realmente con usted?
Afortunadamente no. Todos los rumores, “ton-teorias” y especulaciones que han hecho durante estos años, ha creado tal confusión que cuando he vuelto a coincidir, en persona, con viejos “camaradas”, como Javito (de UltraSSur), Fabián (de Hammerskin), etc, no me han reconocido. En este caso la investigación de MarkoSS88 implicó volver a la calle Marceliano Santamaría, de Madrid, y a UltraSSur, y nadie me reconoció. Aunque confieso que pasé un rato muy desagradable.

·  ¿Cómo fue la experiencia de entrevistar a “MarkoSS88”?
Es una de las tramas que articula el libro. Comienza cuando el responsable de una conocida página nazi en Internet, conocido entre los skins españoles por una campaña de apoyo que se organizó cuando supuestamente asesino a un joven latino durante una pelea en Madrid, me confiesa que el 5 de marzo de 2014 intentó asesinarme durante unas jornadas en la Universidad Rey Juan Carlos en las que yo participé… a partir de ahí comienza una de las investigaciones más complejas que he realizado para averiguar quien es realmente MarkoSS88… El desenlace de la historia es absolutamente sorprendente, y terriblemente ilustrativos. En la red nada ni nadie es lo que parece. Y en cuanto a la entrevista, fue una de las más alucinantes que he hecho en mi vida. Uno no tiene la oportunidad todos los días de entrevistar a su asesino: http://loshombresquesusurranalasmaquinas.blogspot.com.es/2015/09/entrevista-mi-asesino.html

·  ¿Por qué le vendió el jefe del cuerpo de policía a los Hammerskin?
Eso mismo me he preguntado yo muchas veces, y solo se me ocurre una explicación. Los policías tienen a sus confidentes en todos los grupos criminales. El Inspector tenía a uno de los camareros de La Bodega, el principal local nazi de España. Supongo que se intercambiaban confidencias: tú me cuentas cuando tenéis el próximo concierto NS y yo te quito la multa que te han puesto los municipales. O tú me cuentas cuando vais a salir a “cazar” travestis, o moros, o putas, y yo te cuento que tenéis dentro un periodista grabándoos con cámara oculta desde hace meses… Imagino que fue algo así. No quiero pensar que ese mando tenía ninguna implicación ideológica con la causa NS. Aunque si fue lo suficiente miserable como para delatarme, tampoco me extrañaría. Si uno de sus subordinados, David Madrid, no me hubiese advertido aquella tarde de que no fuese al Bernabéu, porque me estaban esperando para darme una paliza, tu y yo hoy no estaríamos teniendo esta conversación, porque “Diario de un skin” lógicamente nunca habría existido.

·  En la primera entrevista que nos concedió decía que la politización y los medios de comunicación hacen que se publiquen muchas mentiras sobre el terrorismo internacional ¿Qué mentiras?
Necesité casi 700 páginas en El Palestino para explicarlas… Cuando consigues colarte en la casa de un líder de las Brigadas de los Mártires de Al Aqsa, en Palestina, y le invitas a ir juntos a la mezquita, respondiéndote que él es cristiano y donde reza es en la Iglesia, te das cuenta de que te han mentido en todo lo que has leído sobre la resistencia palestina. Cuando ves al primer ministro de Israel -en una de sus ruedas de prensa durante una gira por América Latina- usar contra Chávez a un supuesto grupo terrorista -en el que yo me infiltré hasta el punto de heredar su control cuando su fundador (Teodoro Darnott) fue detenido-, sabes que te están mintiendo porque tú eres ese grupo. Cuando tras años de vivir miserablemente esperando su juicio, mi “hermano” Abu Sufian, acusado de ser el jefe de Al Qaeda en España  -en realidad un chapero iraquí que enviaba dinero a su familia en Bagdad- es finalmente absuelto, pero la prensa que sacó su detención en portada no dice una palabra de su absolución, sabes que constantemente nos ocultan información… Hay miles de ejemplos. Desarrolle los diez más elocuentes en: http://loshombresquesusurranalasmaquinas.blogspot.com.es/

·  También nos decía que hay muchos tópicos absurdos sobre el fanatismo islamista en occidente y el cristiano en oriente ¿Qué tópicos?
“El Islam fomenta la violencia”, “los árabes son sucios”, “las mujeres musulmanas están sometidas y vejadas”, “todos los árabes son musulmanes fanáticos”, “el burka es un ejemplo de fanatismo islamista”… Yo también me creía todas esas estupideces antes de pisar una mezquita por primera vez y relacionarme tanto con árabes como con musulmanes (no es lo mismo). Usaba opiniones prestadas de lo que leía en los medios.

La realidad es que el Corán tiene tantos versículos justificando la violencia como el Talmud o la Biblia, entre otras cosas por qué el Corán pretende ser la continuación de La Biblia, como la Biblia lo es de la Torá y el Talmud. Pero como los islamófobos no se han molestado en leerlo ignoran que Jesús, María, Noé, Moisés, etc. son personajes del Corán.

El burka no es una prenda islámica sino pashtun. Todo musulmán se asea cinco veces al día (una por cada salat), cuatro más que los cristianos. Y yo he conocido a musulmanes caucásicos, amerindios, negros… igual que he conocido a árabes cristianos, judíos, budistas o ateos, porque la raza no tiene nada que ver con la religión.

Los tópicos y prejuicios que creemos los occidentales sobre el Islam, son tan falsos como los que creen muchos orientales sobre los cristianos. Es alucinante poder asistir a una comida, con una familia árabe, y escucharles hablar de cómo todos los curas cristianos violan niños, como los occidentales matan y maltratan a sus mujeres, o como somos sucios y antihigiénicos… Cuando opinas sobre lo que no conoces, es inevitable decir estupideces o dejarse llevar por los prejuicios.  

·  ¿El país más peligroso en el que ha estado?
¿Palestina?  ¿Siria? ¿México? ¿Líbano? La peligrosidad fluctúa dependiendo de las circunstancias que esté pasando el país. No es lo mismo Palestina en plena intifada, el México del narco o la Siria del Daesh, que cuando están en tiempos de paz. Hasta la tregua de ETA España estaba considerada por las agencias de turismo de medio mundo, uno de los países más peligrosos de Europa. Lo peligroso no es el país, sino las personas con que te relaciones en él.

·  ¿Echa de menos alguna de sus personalidades ficticias o la vida que llevaba con ellas?
Es muy buena pregunta. Pero ninguna de ellas ha desaparecido del todo. Los personajes en los que te conviertes en cada investigación siempre te dejan algo. Habilidades y conocimientos que no habrías adquirido de otra forma, y que permanecerán para siempre contigo. La perspectiva sobre la violencia de Tiger88, la conversión al Islam y los conocimientos sobre armas de Muhammad Abdallah. El amor a las motos de Black Ángel… Además esos conocimientos y habilidades adquiridos en una infiltración, suelen convertirse en herramientas útiles en la siguiente. Lo que echo de menos a veces son algunas personas, países o vivencias, que se cruzaron en mi camino durante una infiltración, pero de los que he tenido que distanciarme una vez publicado el libro, por su seguridad y por la mía.  

·  Si en su siguiente investigación tuviera que comer cerdo… ¿Lo haría?
Cuando me involucro en una investigación estoy dispuesto a hacer cualquier cosa que sea necesaria (dentro de la Ley y de mis límites éticos) para llegar a las respuestas que busco. Creo que ya lo he demostrado en todos mis trabajos anteriores.

Desde que me convertí en Muhammad Abdallah no he tenido la necesidad de comer cerdo hasta hoy, pero el Corán no es tan estricto como algunos estúpidos fanáticos que dicen hablar en su nombre. Y si las circunstancias obligan, no se abren los cielos y cae un rayo para fulminar al musulmán que prueba el cerdo. Como no pasa nada cuando un cristiano come carne en cuaresma… Depende de su conciencia y de lo coherente que sea con su religión.

·  ¿Un trabajo que ha tenido que descartar por imposible?
Quizás tenga que hacerlo ahora por primera vez. Y no porque no sea posible acceder a la información, sino porque publicarla, si el desenlace es el que intuyo, es un suicidio profesional. Y no lo digo por temor, sino por una imposibilidad técnica. Con las reformas de la Ley de Enjuiciamiento Criminal y el Código Penal del pasado año (lo explico en “Los hombres que susurran a las máquinas”) nuestras libertades han sido ferozmente recortadas. Especialmente para los periodistas. Y más concretamente para los libros sobre periodismo de investigación. A pesar de ser un tema mucho más relajado que los anteriores, he tenido más problemas para publicar todo lo que quería en este libro que en ninguna anterior. La discusión con los abogados de Planeta ha sido casi por cada párrafo, cada foto y cada documento… No te puedes hacer una idea.

En 2012 ya se prohibió el uso de la cámara oculta, pero ahora han ido mucho más allá. Las editoriales están aterrorizadas. Los gabinetes jurídicos intentan recortar, hasta límites indescriptibles, cualquier dato, nombre, o acusación que sea denunciable. Y todas lo son, o no tendría sentido el periodismo de investigación. Así que, si por ejemplo, pretendes denunciar los trapicheos de un ex presidente, puedes encontrarte sepultado en una cascada de querellas y demandas, que te arruinen a ti y a tu editorial, antes de que un solo lector pueda leer ni una palabra… Son muy malos tiempos para los libros de periodismo encubierto. Los peores que hemos vivido.

·  ¿Los atentados de Paris es solo el principio?
En realidad no. Antes de los atentados del pasado noviembre Al Qaeda y Daesh ya habían atentado en Paris contra el semanario Charlie Hebdo. Pero no fueron los primeros ni los últimos. Solo son los que tuvieron más cobertura mediática porque nos tocan más de cerca. Cuando AQMI, Daesh, Boko Haram, etc, matan, violan o mutilan en Africa, Asia u Oriente Medio, parece que a los periodistas no nos parece tan noticiable. Esos muertos valen menos…

·  ¿Bombardear Siria es la solución?
Ojalá yo tuviese la solución… Entiendo la rabia, la frustración, el deseo de venganza. Me pasé la noche del 13 de noviembre pegado al televisor y al ordenador, siguiendo las noticias que llegaban de París tras el atentado del Daesh. Yo había estado allí unos meses antes, investigando el atentado contra Charlie Hebdó el enero anterior. Y sentí la misma ira y furia contra esos hijos de puta que se hacen pasar por musulmanes para intentar legitimar sus crímenes. Incluso pensé en largarme a Siria para unirme a los kurdos en la lucha contra el Estado Islámicos, pero la experiencia me ha enseñado que responder a la violencia con violencia nunca trae la paz. Solo más violencia. Y el Daesh, inspirado por mi viejo “amigo” Abu Musab Al Zarqawi, es solo el fruto de la intervención occidental en Irak, para acabar con las armas de destrucción masiva de Sadam, que por cierto nunca existieron. Y nadie ha sido procesado por ello. Así que estamos recogiendo lo que hemos sembrado.

·  ¿Cómo está viendo lo que está pasando con los refugiados?
Con vergüenza de mi país y de mi raza. Y con la indignación ulcerada en las entrañas, porque mis amigos, vecinos, familia, no saben quién soy ni las vivencias y experiencias que he tenido. Cuando les escucho hablar sobre Siria, Irak, los refugiados, etc, como cuando opinan sobre Venezuela, tengo que morderme la lengua hasta hacerme sangre para no explotar. Porque mis amigos, por desgracia, también se creen las mismas tonterías y estupideces que trasmiten a diario por los medios, y sobre todo por la red, sobre la invasión de los refugiados, que llegan terroristas entre ellos, que se dedican a violar europeas, y toda esa basura impulsada por nuestros políticos, para no asumir sus responsabilidades. Siento asco cuando escucho a un vecino o compañero indignarse por el holocausto judío, y a continuación expresar que no quiere ni un refugiado en su país.

·  ¿Por qué no pasa nada si salen a la luz fotos de un presidente del gobierno en el barco de un narcotraficante gallego?
Porque, igual que las bacterias terminan por hacerse inmunes a los antibióticos, cuando abusamos de su uso, nuestras conciencias han terminado por hacerse inmunes a la corrupción. Hemos sufrido, y seguimos sufriendo, tal avalancha de escándalos políticos y financieros, que al final nos hemos insensibilizado. Ya nos da igual. En cualquier empresa, si un empleado es acusado e imputado por robar material de la oficina, tarda dos minutos en estar en la puta calle. En política los principales partidos están imputados hasta las trancas por financiación ilegal, corrupción, blanqueo de capitales, los EREs, la Gürtel, etc, y no solo no pasa nada, sino que vuelven a quedar primeros y segundos en las elecciones.

·  ¿Cuáles han sido las sensaciones sobre las últimas elecciones generales?
Que nos gusta que nos tomen el pelo

·  ¿Voto?
Por suerte o por desgracia no puedo. Me pasé borrando mis huellas en los registros de la administración por si algún día alguien me buscaba por mi nombre real… Gajes de este oficio.

·  ¿Donde se le puede seguir o tener noticias suyas?
Me incomoda mucho la expresión “seguir”. Yo no soy nadie para que me sigan, pero para tener noticias sobre mi trabajo vuelvo a estar presente en las redes, tras las desaparición de mi web, Facebook, etc, durante la investigación de MarkoSS88: @AntonioSalas_ , www.facebook.com/AntonioDavidSalas, http://antonio-salas.com/

·  ¿Es feliz?
Alguien me dijo que la felicidad se mide en sonrisas por minuto. Yo sonrío cada vez que leo un titular anunciando la detención de alguno de los miserables que me he cruzado en el camino. Cada vez que recibo un mail de un chico o chica que deja el movimiento nazi, la prostitución o la violencia tras leer alguno de mis libros. O ahora, cada vez que un inmigrante o un nativo digital me dice que ha tapado la cámara del ordenador y del móvil, que ha cambiado las contraseñas de su mail o la configuración de su Facebook, tras leer #loshombresquesusurranalasmaquinas. Esos mails y cartas me hacen sentir que mi trabajo no es inútil, y eso es lo que más me hace sonreír. Si mañana se me acabase la suerte y al entrar en un ascensor asoma un arma y me pega un tiro, creo que moriría tranquilo. He hecho lo que creía que debía hacer, así que supongo que esa sensación es algo parecido a la felicidad.




En esta última parte de la entrevista quisiera decirle nombres de personas o cosas y que me diera su opinión y/o explicara que significan para usted:


 

·  Aremayaw Anas
El mejor periodista encubierto. El único que no caído en la tentación del reconocimiento.

·  Bly Thompson
Bly, una heroína. La pionera de este oficio. Thompson un genio atormentado que terminó como terminan los genios atormentados, con una bala en la cabeza.

·  David Madrid
De los pocos funcionarios de policía que ha sentido el miedo y el frío. No opina de oídas. Quizás por decidió salvarme la vida.

·  Sebastián Yanguas
Un putero simpatizante de ETA, con vocación de proxeneta. De todos los que me han condenado a muerte, probablemente el más estúpido.

·  Alberto Carias “El chino”
Jefe Militar del MRTA y ex subdirector de Seguridad Ciudadana de Caracas. De todos los que me han condenado a muerte es una de las amenazas que tomo más en serio, porque se lo que ha hecho y de lo que es capaz. Pero yo no correspondo a su odio. Vivimos buenos momentos antes de publicarse El Palestino.

·  El negro Cheo
Autor del primer secuestro a un avión en Venezuela, experto en detonaciones submarinas formado con Hizbullah, y mi contacto en Upsala. Me puso en situaciones muy comprometidas en Suecia, pero espero que le vaya bien.

·  Pablo Iglesias
Creo que coincidimos una vez en Caracas, pero no lo conozco personalmente.

·  El Daesh
Una blasfemia. Tienen tanto que ver con el mensaje del Profeta Muhammad y el Corán como el Ku Klux Klan, el IRA o el Ejército  de la Resistencia del Señor con el mensaje de Jesús. Aunque maten, violen, mutilen o descuarticen amparándose en la Biblia.

·  Antonio Salas
Un periodista mediocre que intenta hacer su trabajo lo mejor posible.


 

Recomendaciones

Ignatius
Antonio Salas
Miguel Lago
Nieves Abarca

logo nehhon